Noticias

La tempestad se deshizo en hilachas y el sol se levantó en lo más alto del mediodía caraqueño. Una corriente humana comenzó a serpentear en las calles. Vítores de batalla se levantaron sobre el sopor y el bochorno. El brillo de las banderas, los globos y las pancartas encandilaba a ratos. Más allá de lo enérgico de las ondas solares, el tiempo era generoso, propicio para el encuentro entre camaradas, colegas, hermanos e incluso desconocidos. Refrescaba la voluntad, el ritmo victorioso que empujaba en varias direcciones. Tarde del 11 de junio: día indicado para la inscripción del candidato de la Patria.

Las plazas remozadas del centro de Caracas fueron el lugar propicio para el encuentro. La figura ecuestre del Libertador destella desde la plaza Bolívar. En las cercanías, Félix Mayor mira con entusiasmo a su alrededor. La piel curtida de su rostro esboza una sonrisa cuando lee una pancarta que dice: “¡Chávez, el Zulia va con vos!”. Pero el señor Mayor ha subido a Caracas desde el estado Vargas. “Durante 50 años nos decían que el mundo se iba a acabar, ¡no!, no se iba a acabar: ¡el imperio iba a acabar con nosotros los pobres! Pero Chávez nos ha quitado esa venda de los ojos y por eso estamos aquí”. El hombre sonríe y nos deja su bendición antes de seguir su marcha hacia la plaza Caracas.

Amaina la hostilidad del sol. Cerca de la una de la tarde nos desplazamos por entre las corrientes humanas hasta la plaza Diego Ibarra. Una conglomeración multicolor se funde alrededor de la fuente principal. Un grupo de jóvenes forma una comparsa y Jean Carlos Espinoza, tambor en mano, grita algunas consignas. “Me entusiasma, me gusta demasiado la ideología política que transmite Chávez. La ideología del socialismo me atrae mucho”. El joven caraqueño de 20 años, estudiante de Hacienda, apenas nos atiende, quiere continuar la fiesta y nos deja. Ventea fuerte y uno de los chorros de la fuente cede al viento y nos refresca. Seguimos nuestro paso hacia otro punto revolucionado de la ciudad.

Las corrientes de pueblo se han hecho vigorosas. Apenas pasan las dos de la tarde y ya cuesta avanzar en algunas calles del centro de Caracas. Nos dirigimos a la plaza O’Leary y antes, en la avenida Baralt, la luz que rebota de los rines de la silla de ruedas de Fernando García nos hace voltear la mirada. “Vengo a apoyarlo porque gracias a él a la discapacidad la han tomado en cuenta. Antes, quienes tenían sillas de ruedas eran los ricos. Ahora no, ahora nos la dan y tenemos esa ventaja. El presidente Chávez nos ha ayudado con la Misión José Gregorio Hernández, con Sonrisa. Todas esas misiones ¡bienvenidas sean!”. García levanta el puño izquierdo y con la derecha comienza a empujarse hacia plaza Caracas. Su ritmo es vital, a pesar de que viajó temprano desde Valencia.

En la plaza O’Leary desembocan varios torrentes de marchantes bravíos. La concentración ya toma dimensiones importantes cerca de las tres de la tarde, mientras la alegría se apropia del lugar. Abordamos a Francisco Morá, quien lleva a su nena de 3 años subida a los hombros. “Aunque yo sea de España, es el único presidente de todo el mundo que está haciendo esto por el pueblo. Y me parece maravilloso que el pueblo se lo esté pagando como debe ser, siempre a su lado”, cuenta con una sonrisa y nos confiesa que doce años atrás emigró desde Sevilla, aunque lamenta que aún no se ha nacionalizado para votar por el presidente Chávez. “Espero concretarlo antes del 7 de octubre”, remata, y nos deja como si ya hubiese cumplido su misión con nosotros, y así es. Se acerca la hora pautada para la salida del candidato y comenzamos a remontar la cuesta hasta el Palacio de Miraflores.

Caudales de venezolanos nos acompañan y, hombro a hombro, comenzamos a ascender hasta el puente Llaguno, donde la aglomeración de pueblo nos retrasa algunos minutos. La avenida Urdaneta es un caudal de pueblo expectante. Ya son las cuatro de la tarde y el comandante Chávez aún no ha emprendido su camino. El sol entonces es amable, pero la espera no hace más que dilatar la tensión. Recordamos las jornadas heroicas frente al Palacio de Miraflores y nuestra mirada se eleva hasta esa esquina icónica del Regimiento de Honor, donde soldados patriotas agitaron su bandera un 13 de abril. Pero el movimiento frente al Balcón del Pueblo nos saca de la abstracción. La reja del palacio se abre y un camión irrumpe hasta la avenida. Chávez, trajeado de tricolor patrio, agita sus brazos con fortaleza y conecta con las miles de almas que lo reciben con gritos de amor. Una mujer mayor le arroja un rosa roja, pero falla en alcanzar su objetivo. El Presidente se pierde hacia la plaza O’Leary y comenzamos a apurar el paso. “Vine para darle apoyo, para demostrarle que lo amamos”, nos confía Zoraida Rosales, la mujer con mala puntería que le arrojó la flor al Presidente. “Él es único, sin él este barco que maneja se pierde; es un sentimiento popular”. Por un momento, sentimos que no marchamos: nos dejamos arrastrar por en un mar de pueblo.

“¡Demasiada gente!, me voy a verlo en televisión”, dice alguien cuando nos aproximamos a la plaza Diego Ibarra. A través de pantallas gigantes, le hemos dado alcance al Presidente, quien se pone de pie y se dirige a los rectores del Consejo Nacional Electoral con un libro en la mano. Se trata del Programa de Gobierno 2013-2019. “Este documento tiene para nosotros la mayor importancia, porque como lo hemos asumido, las elecciones deben ser mucho más que ese tradicional carnaval. Hemos trabajado duro estos últimos meses en el Programa de 2013-2019; lo entrego como un compromiso de vida, de batalla y de victoria”. Los aplausos, las consignas y los vítores nos llegan de todas direcciones.

Nuevamente se abre una espera, pero ahora no hay tensión: ya ha inscrito su candidatura. Mientras la noche arropa a más de dos millones de corazones venezolanos, queda atrás la fiesta móvil en la que se convirtió el centro de Caracas. Finalmente, el presidente Chávez ocupa su lugar tras un podio donde se lee: “Chávez, corazón de Patria”. El ímpetu revolucionario no es un carnaval, concluimos, mientras observamos que la exaltación revolucionaria que agitó las calles reposa su llama para entonar el himno nacional y alimentarse de la palabra de su líder. La noche es fresca, Chávez nos acompaña con su discurso encendido y nos sabemos en el lugar correcto, en el espacio del amor que lucha por las buenas.

 

 

 

 

Prensa Presidencial/Raymond Nedeljkovic

 

Comentarios

12.jun.2012 12:45 pm
nativa (Mérida) dijo:

ALELUYA, GLORIA A DIOS, AL CREADOR QUE NOS DA LA VIDA Y NOS PERMITE VIVIRLA A PLENITUD, A EL LA ALABANZA, EL AGRADECIMIENTO, GRACIAS DIOS¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ GRANDE , DESBORDANTE, INVENCIBLE, HASTA SUBLIME, ASÍ ES EL AMOR, LA ENTREGA, EL COMPROMISO, ENTRE ESTE MARAVILLOSO PUEBLO VENEZOLANO Y NUESTRO QUERIDO COMANDANTE PRESIDENTE, ES MUTUO, UNO RESPONDE AL OTRO. ESTE AMOR, ESTE QUERER, ESTA UNION DE AMOR SON PODEROSAS, SON INVENCIBLES, DIOS ESTA EN USTED, Y ES VIDA, FUERZA, AMOR, FE, ARMONIA, PAZ, LUZ,ALEGRIA,BONDAD, MISERICORDIA.
¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ADELANTE COMANDANTE, VIVIREMOS Y VENCEREMOS!!!!!!!!!!

12.jun.2012 03:43 pm
que molleja de espectacular la concentracion como nosotros los del pueblo amamos al comandante (Zulia) dijo:

que molleja de espectacular la concentracion como nosotros los del pueblo amamos al comandante,que dios te de larga vida

12.jun.2012 06:26 pm
Virginia solorzano (Guárico) dijo:

Hola, mi presidente te felicito por ese discurso, el Majunche se quedó atrás. San José de Guaribe. Estuve en la marcha porque somos 100% Rojo Rojito. Guárico Simpre Con esa alegría y viviremos y venceremos..!

5.oct.2012 08:25 am
carmen diaz (Lara) dijo:

FABULOSO DESPLIEGUE DE LA MILITANCIA ROJA ROJITA,- DIOS MEDIANTE CELEBRAREMOS EL TRIUNFO DE NUESTRA PATRIA VENEZUELA Y DEL MAXIMO LIDER QUE DIOS LO SIGA BENDICIENDO POR TODO EL TIEMPO QUE ASI COMO NOS AMA ESTE PUEBLO LE DEMOSTRARA SU AMOR SINCERO. VIVA CHAVEZ, VIVA VENEZUELA, NUESTROS NIETOS, HIJOS, FAMILIA ORGULLOSO-AS DE SER DE ESTA PATRIA LIBRE…. VIVA EL 07 DE OCTUBRE HACIA LA GRAN VICTORIA. VIVIREMOS Y VENCEREMOOOOOSSS..

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Si usted se encuentra en una situación que requiera ayuda, haga click en Misión @chavezcandanga y complete el formuario